Se encuentra usted aquí

En mi gestión habrá democracia sindical, dice López Obrador

AMLO se refirió a los problemas con el sindicato de Pemex, pero adelantó que en su gobierno se van a terminar porque habrá democracia sindical
Fotografía: Valente Rosas. EL UNIVERSAL.
10/12/2018
01:31
El Universal
-A +A

 Paraíso, Tab.— Con su gente y en su ambiente, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a los problemas con el sindicato de Pemex, pero adelantó que en su gobierno se van a terminar porque habrá democracia sindical.

Esto, durante la presentación del Plan Nacional de Refinación, que busca incrementar la producción de combustibles en las refinerías del país y la construcción de una séptima en Dos Bocas, Tabasco.

En el lugar, el Ejecutivo se hizo sentir entre sus paisanos y envió un mensaje a los trabajadores en activo y jubilados de la llamada “nueva empresa del Estado mexicano”.

Sin mencionar directamente al dirigente de sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps (PRI), el mandatario lanzó el dardo.

“También, aprovecho, porque mi pecho no es bodega y siempre digo lo que pienso, ya se van a terminar los problemas en el sindicato [de Petróleos Mexicanos], porque va a haber democracia sindical.

“Ya no van a haber sindicatos apoyados, respaldados por el gobierno. Ahora, los líderes van a ser nombrados en elecciones democráticas por los trabajadores. Voto libre y secreto”, arengó el titular del Ejecutivo tras dar a conocer su Plan Nacional de Refinación, que comprende la rehabilitación de seis definieras y la construcción de una más.

Durante la presentación del plan, un trabajador gritó en solitario: “¡Fuera Romero Deschamps!”.

Con el estilo que lo caracteriza al hablar, como cuando representaba a la oposición y sin mencionar nombres, el presidente López Obrador criticó a “aquellos” que todavía no le entienden y que no se adaptan a los nuevos tiempos de la política nacional.

“Me dicen que cuál va a ser la línea. La línea es que no hay línea. Van a ser los trabajadores los que van a decidir. Va a haber democracia sindical”, insistió.

Así, en su estado de origen y con su gente, Andrés Manuel López Obrador arrancó su plan que pretende que México deje de comprar gasolina al exterior, construir una refinería con tecnología de punta y lograr que en tres años baje el precio de los combustibles.

 

Pero también desde Dos Bocas, sin mencionar al poderoso líder petrolero Carlos Romero Deschamps, lanzó el mensaje: “Los problemas con el sindicato de Pemex se van a terminar”, sentenció.

Comentarios