Se encuentra usted aquí

Investiga Fiscalía "moches" en Pemex

Se acusa que el dinero fue a parar a la campaña presidencial de Peña Nieto; Nieto Castillo dice que se amplía la investigación por actos de corrupción
Foto: Archivo. El Universal.
15/10/2019
07:56
El Universal
-A +A

La Fiscalía General de la República (FGR) también investiga la supuesta operación ilegal en el interior de Petróleos Mexicanos (Pemex), donde se negociaban con contratistas sobornos millonarios para adquirir contratos de la petrolera y cuyos montos habrían ido a parar a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Funcionarios federales detallaron a EL UNIVERSAL que el agente del Ministerio Público se está allegando la información sobre este caso, el cual incluye la supuesta intervención de Carlos Morales Gil en su calidad de director de Pemex Exploración y Producción (PEP), para obtener moches de contratistas por más de 2 mil millones de pesos y que se habrían destinado a la campaña presidencial del PRI en 2012.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el Ministerio Público de la Federación recaba en este caso datos para determinar si hay hechos constitutivos de delito que pudieran representar, ante un juez, cargos contra los presuntos responsables de esta red de moches.

Consultado sobre este caso, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, dijo a El Gran Diario de México que en estos momentos “se está ampliando la investigación” en torno a los actos de corrupción detectados en el interior de Petróleos Mexicanos.

Integrantes del que fuera el primer equipo de colaboradores de Peña Nieto declinaron hacer comentarios sobre este tema.

Actualmente se realizan seis investigaciones en México y Estados Unidos por corrupción en Pemex.

El pasado viernes, el periódico The Wall Street Journal publicó que el Departamento de Justicia, el FBI en Houston, la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York y la SEC (Securities and Exchange Commission, Comisión de Bolsa y Valores) en Miami, indagan el caso de sobornos a partir de grabaciones en secreto realizadas por la firma de inteligencia británica-israelí Black Cube.

Además, el Departamento de Justicia y la Securities and Exchange Commission llevan a cabo otra investigación: el proceso de compraventa de Fertinal y, como lo informó EL UNIVERSAL el pasado 18 de junio, las pesquisas involucran al expresidente Enrique Peña Nieto en la adquisición de esta planta chatarra en 2015.

A su vez, la Fiscalía General de la República lleva a cabo cuatro pesquisas por corrupción en la empresa petrolera mexicana: la compra de las plantas Agronitrogenados y Fertinal, los vínculos con la constructora brasileña Odebrecht y ahora los sobornos solicitados a contratistas para asignarles obras, que habrían sido destinados a la campaña presidencial del PRI en 2012.

En su edición de ayer, EL UNIVERSAL informó que José Carlos Pacheco Ledesma, quien fuera coordinador de asesores para perforación del director general de Pemex, reveló que Carlos Morales, considerado durante años el número dos de la empresa productiva del Estado como director de Pemex Exploración y Producción, recaudó entre contratistas más de 2 mil millones de pesos para la campaña presidencial de Peña Nieto.

Pacheco Ledesma fue grabado en secreto, entre septiembre y noviembre de 2017, por la firma de inteligencia británica-israelí Black Cube.

En una conversación en un restaurante de la Ciudad de México, en la que exagentes del Mossad israelí se hicieron pasar por representantes de un inversionista de Emiratos Árabes Unidos, Pacheco Ledesma detalló el mecanismo de corrupción de Pemex en el periodo de Emilio Lozoya Austin como titular, al indicar que el dinero se transfería a empresas relacionadas con los funcionarios corruptos.

Black Cube fue contratada por la empresa Oro Negro, que acusa a Pemex de corrupción. Señala que al no aceptar el pago de sobornos perdió contratos y fue llevada a la quiebra en 2016. El dueño de Oro Negro es Gonzalo Gil White, hijo del exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, quien enfrenta orden de aprehensión y ficha roja de Interpol, acusado por el gobierno mexicano.

Defensa de Lozoya Austin. Javier Coello Trejo, abogado del exdirector de Pemex, Lozoya Austin, deslindó a su cliente de la utilización de moches a través de la petrolera para financiar la campaña de Peña Nieto.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Coello Trejo indicó que los hechos reportados por el periodista Carlos Loret de Mola son de 2012, cuando Lozoya Austin aún no era director general de Pemex. Aseguró que a su llegada a Pemex, Lozoya Austin nunca tuvo conocimiento del esquema de sobornos narrado por José Carlos Pacheco Ledesma.

“La nota dice que Carlos Morales, en 2012, reunió 2 mil millones para la campaña de Enrique Peña Nieto, pero Emilio Lozoya no estaba en Pemex ese año, él llegó en 2013, entonces no le tocó a él”, dijo. “[Al llegar] no tuvo conocimiento de estos supuestos y no hay observaciones en las auditorías, o sea, todo se va a ir aclarando, pero poco a poco”.

El abogado consideró que con estas afirmaciones, la empresa Oro Negro, que supuestamente pagó a Black Cube para realizar el espionaje, tiene interés en desviar la atención de las acusaciones de fraude que pesan en su contra: “Todo esto es una guerra de Oro Negro para deslindarse de responsabilidades, ¿por qué no sacó las grabaciones en 2017, cuando sucedieron?”, agregó.

Más tarde, en declaraciones de radio al periodista Carlos Loret de Mola, el abogado consideró que el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, y José Antonio González Anaya, sucesor de Lozoya Austin en Pemex, deben ser investigados por el pleito legal que tiene Oro Negro contra la petrolera y deben ser citados a comparecer.

Partidos reaccionan. Ya no extraña el nivel de corrupción al que llegó la administración de Peña Nieto, pero “esperemos que se empiece a hacer justicia”, expuso el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Mario Delgado. Ahora se revela algo que ya sabíamos, el nivel de corrupción, pero esperemos que con la actuación de la FGR y de la Fiscalía Anticorrupción se empiece a hacer justicia, advirtió.

También se informó que la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) preparará un informe sobre los presuntos sobornos de contratistas de Pemex con los que se habría financiado la campaña de 2012.

El dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila, exhortó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, a que atraiga la investigación del sistema de cobro de moches que se llevó a cabo en Petróleos Mexicanos durante la gestión del priista Enrique Peña Nieto.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Ávila Romero indicó que la investigación publicada este lunes en El Gran Diario de México es una pista más para destapar una red de corrupción en la empresa petrolera que no sólo se liga al escándalo de Odebrecht, por lo que la Fiscalía General de la República también debería abrir carpetas de investigación. Con información de Alejandra Canchola y Carina García. 

Comentarios