Se encuentra usted aquí

Peña Nieto benefició a empresa ligada a su familia con 12 mil mdp en contratos

Plasti-Estéril, fundada por la familia del expresidente, se fusionó con compañía beneficiada; empresa cedió derechos a la estadounidense Baxter, que aún le vende material al gobierno
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
20/05/2020
09:09
Susana Zavala
-A +A

Una empresa fundada por la familia del expresidente Enrique Peña Nieto —la sociedad mercantil Plasti-Estéril, S.A. de C.V., creada en 1991, en la que él aparece como socio fundador—, fue beneficiada por contratos otorgados al gigante Baxter International Inc., por más de 12 mil 170 millones 104 mil 242 pesos durante su propio sexenio.

A través de la filial Baxter, S.A. de C.V., el emporio farmacéutico ha sido favorecido por más de dos décadas con contratos de diversas dependencias a nivel federal y estatal del sector Salud.

El negocio de origen familiar de plástico estéril —usado como material médico— fue fundado en Atlacomulco, Estado de México. En el registro de comercio le asignaron el folio mercantil 104 y los fundadores son el expresidente Enrique Peña Nieto, su padre Enrique Peña del Mazo, su tío Arturo Peña del Mazo, su hermano Arturo Peña Nieto y el ingeniero químico petrolero Víctor Manuel Monroy Naime. Al acto de constitución de la sociedad le dio fe el notario número uno Alfredo Montiel Rojas.

También lee: Función Pública tiene atribuciones para verificar patrimonio de exfuncionarios

La empresa se constituyó en el municipio de El Oro mediante la escritura 1984, volumen XXXIV, con un capital mínimo de 5 millones de pesos, dividido en 500 acciones, donde los cinco socios fundadores cuentan con 100 activos cada uno.

A la fecha, Plasti-Estéril, S.A. de C.V., cuenta con 52 movimientos registrales ante el Registro Público de Comercio del Estado de México y en ninguno manifiesta modificación, integración o transferencia de acciones a otras personas. En este organismo público se ubica el acta constitutiva; el resto de movimientos reportan otorgamiento y revocación de apoderados y representantes legales de la empresa.

Un cambio de accionistas tendría que haber quedado asentado, pues de acuerdo con lo estipulado en el artículo 19 del Código de Comercio: “La inscripción o matrícula en el registro mercantil será potestativa para los individuos que se dediquen al comercio y obligatoria para todas las sociedades mercantiles por lo que se refiere a su constitución, transformación, fusión, escisión, disolución y liquidación , y para los buques. Los primeros quedarán matriculados de oficio al inscribir cualquier documento cuyo registro sea necesario”.

Plasti-Estéril, S.A. de C.V. tiene sede en la planta industrial del municipio de Atlacomulco, Estado de México. Su objeto social primordial es la fabricación, distribución, comercialización e importación de productos plásticos estériles para hospitales e industria farmacéutica.

La planta industrial se ubica en avenida Ingeniero Salvador Sánchez Colín número 9, interior 9, en la zona industrial del municipio de Atlacomulco, dirección que comparte con Baxter, S.A. de C.V.

Mediante diversos documentos como registros públicos comerciales, de marca y notariales, en poder de EL UNIVERSAL, fue posible relacionar a las dos sociedades mercantiles y a través del cotejo de contratos de la plataforma Compranet se obtuvieron los montos adjudicados a la farmacéutica.

También lee: Si hay denuncia contra Peña Nieto, de ciudadanos: AMLO

A partir de estos datos, se encontró que Baxter, S.A. de C.V., obtuvo cada año decenas de contratos que sumados arrojaron más de mil millones de pesos anuales con dependencias federales entre los años 2013 y 2018. En 2015, año de elecciones federales y estatales, la cantidad se multiplicó: la empresa ganó 5 mil 669 millones de pesos.

La compañía familiar de Peña Nieto no cuenta con movimiento registral sobre su cambio de denominación ante el registro de comercio; sin embargo, actas notariales dan cuenta de que Plasti-Estéril, S.A. de C.V., es “empresa hermana” perteneciente al Grupo Corporativo Baxter, así como Baxter, S.A. de C.V., y Plasti-Estéril Servicios, S.A. de C.V.

Así califica Víctor Alonso Pedroza Campo la alianza, quien representó a Baxter, S.A. de C.V., durante la premiación de la empresa por el Instituto Nacional del Emprendedor (una institución dependiente de la Secretaría de Economía) en 2014 y quien aparece en los documentos de Plasti-Estéril como representante legal, con atribuciones para el manejo de cifras por arriba de los 10 millones de dólares, según consta en el acta notarial.

El galadón que la empresa recibió en el sexenio de Peña Nieto, denominado Premio Nacional de Calidad 2014 en la categoría Salud, fue entregado por el propio exmandatario por ser “la máxima distinción organizacional de México que entrega el presidente de la República a empresas e instituciones que son ejemplos de excelencia”.

Pedroza Campo, colombiano de origen, está vinculado con la fundación de diversas empresas farmacéuticas en Panamá.

Ángel Alfonso Molina Moreno es otro de los personajes que, en documentos en poder de este diario, funge tanto como representante de Plasti-Estéril como de Baxter. Cuando menos otros 30 colaboradores se ostentan como apoderados de ambas empresas.

También lee: Investigan a Peña Nieto en México por caso Lozoya: WSJ

Según registros del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), en octubre de 2011, un mes después de que Peña Nieto terminara su gestión como gobernador del Estado de México, Plasti-Estéril cedió los derechos de su marca, tanto de la denominación como del diseño, a la estadounidense Baxter International, Inc.

Los contratos

Según la plataforma Compranet, existen contratos a favor de Baxter, S.A. de C.V., desde 2002; sin embargo, la empresa realmente destaca hasta 10 años después, con el otorgamiento de contratos que ascienden a miles de millones de pesos a partir de 2012 como proveedor de dependencias federales como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y hospitales dependientes de la Secretaría de Salud, Sedena y Petróleos Mexicanos, entre otros.

Al iniciar el sexenio de EPN —en el año 2013— el emporio farmacéutico obtuvo 84 contratos por mil 025 millones 274 mil 919 pesos; en 2014, mediante 210 contratos, sumó mil 695 millones 964 mil 070 pesos.

En 2015, cuando el país vivió elecciones intermedias federales y estatales —entre ellas en el Estado de México, donde renovó 125 presidencias municipales y eligió 75 diputados para el Congreso local—, Baxter, S.A. de C.V., obtuvo 190 contratos por la suma de 5 mil 669 millones 019 mil 444 pesos.

Con 125 contratos en 2016 obtuvo mil 149 millones 671 mil 265 pesos, en tanto en 2017 con 288 contratos alcanzó un monto de mil 159 millones 982 mil 506 pesos y en la recta final del sexenio, es decir, 2018, con 150 contratos consiguió mil 470 millones 192 mil 038 pesos.

El gigante Baxter, S.A. de C.V., continuó obteniendo contratos para 2019, ya durante el primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador: le dieron 132 contratos por un monto de mil 136 millones 374 mil 018 pesos. Y hasta abril de 2020 contaba con 62 contratos por “sólo” 240 millones 730 mil 281 pesos.

Este diario buscó al expresidente Enrique Peña Nieto por vía de sus excolaboradores más cercanos; sin embargo, hasta el cierre de esta edición aún no se tenía respuesta.

Comentarios