Se encuentra usted aquí

Niños de Tamaulipas recaudan fondos para ir a China a concurso de robótica

El equipo, integrado por niños de 12 y 13 años, competirá en el World Adolescent Robot Contest con sede en Chongqing; estiman que el costo del vuelo por persona sea entre 25 y 35 mil pesos.
Foto: Cortesía
22/05/2019
07:33
El Universal
-A +A

Gracias a su desempeño y participación en el torneo mundial de robótica de abril último, el equipo de niños ingenieros del Robotik World Center en TampicoTamaulipasobtuvo una invitación para enfrentarse a 25 países de diversas partes del mundo en un nuevo certamen, que se llevará a cabo en China en agosto próximo.

Luego de posicionarse entre los primeros lugares de más de 80 escuelas de todo el mundo en el VEXiq Robotics World Championship 2019 en KentuckyEstados Unidos, donde ganaron el “Energy Award” por su trabajo en equipo, Anna Aguilera, Ricardo Óbele, Juan López, José López, Diego González, Julián Vidal, Mauricio Villeda y Julio Wai-Jon Chong, de entre 12 y 13 años, competirán en el World Adolescent Robot Contest con sede en ChongqingChina.

“Estábamos en pleno torneo, los chicos manipulaban el robot, y de repente se acercaron unas personas para invitarnos a concursar en China; fue algo sorprendente, porque nos dijeron que sólo contemplan a 25 países y nosotros éramos el tercer país que invitaban, además de Canadá y Filipinas”, cuenta para EL UNIVERSAL Soraya Vázquez Abed, directora del Robotik World Center Tampico.

En este nuevo torneo los pequeños genios se medirán frente a otros países en la categoría “VIQC game – NEXT LEVEL", del 12 al 16 de agosto del año en curso, por tal motivo, ellos siguen preparándose y entrenando todos los días desde que llegaron de su último concurso en Estados Unidos.

De acuerdo con Vázquez Abed, todavía están en la etapa de registros, pero uno de los requisitos que necesitan los organizadores del evento para dar de alta formalmente al equipo en la competencia, son los datos del vuelo, sin embrago, los costos del viaje han dificultado un poco este proceso, por lo que nuevamente hacen un llamado a la sociedad para cumplir el sueño de los niños ingenieros.

“Estamos en el proceso de registro y realmente no le hemos dado difusión porque primero queríamos asegurar el lugar en el torneo. Y aunque estamos muy emocionados, también estamos presionados porque, haciendo cuentas, si fue complicado ir a Kentucky, ir a China es todavía más difícil, ya que, el costo del vuelo por persona se calcula entre 25 y 35 mil pesos”, comenta Soraya, vía telefónica.

La aventura de estos pequeños genios empezó en el 2018, año en el que participaron en su primer torneo mundial de robótica y desde entonces, han demostrado su talento representado a México sin importar los sacrificios que han hecho, pues para competir a nivel internacional, han hecho rifas, “boteado” en la calle y otras actividades para financiar sus viajes.

“No hubo apoyo como el año pasado, pero esta vez ayudaron con una parte los alcaldes de Ciudad MaderoPueblo Viejo Pánuco. Pero los papás financiamos cada uno su viaje y el de su hijo: se hicieron rifas, boteamos, una empresa y una cafetería también donaron un porcentaje de las ventas de un día”, señala Dulce Hernández, madre de Sebastián, uno de los chicos que concursó en Kentucky este año.

A pesar de que su hijo no podrá asistir al World Adolescent Robot Contest, Dulce Hernández continúa apoyando al equipo y a los padres de los chicos, pues participar a su corta edad en un mundial de robótica en China, es una oportunidad muy significativa.

“Estoy muy orgullosa y emocionada porque esto es el trabajo de ellos, a final de cuentas esta oportunidad es reflejo de lo que han trabajado”, reflexiona la señora Hernández, quien ha asistido a todos los torneos de Sebastián.

“Yo creo que los chicos que se están dedicando a la robótica, sobre todo en estos equipos para competir, han cambiado de panorama y estoy segura de que ya tienen una visión muy firme, acerca de lo que quieren hacer cuando crezcan", concluye Soraya Vázquez, directora del Robotik World Center Tampico.

Comentarios