Se encuentra usted aquí

Incendios asolan 3 municipios de Baja California

Autoridades reportan 3 muertos y 4 lesionados; arrasan 140 casas en Tecate, Rosarito y Ensenada
Una densa capa de humo provocó el cierre de carreteras en Tijuana, Rosarito y Ensenada, donde el fuego se avivó debido a los vientos de Santa Ana. Fotos/CUARTOSCURO
26/10/2019
09:56
El Universal
-A +A

Tecate.— El gobierno del estado declaró emergencia para los municipios de TecatePlayas de Rosarito y Ensenada, así como prealerta para Tijuana, debido a los incendios forestales que han dejado tres muertos, cuatro heridos, alrededor de 140 viviendas calcinadas y aproximadamente 5 mil hectáreas de terrenos forestales y habitacionales siniestradas.

“Se trata de los incendios más agresivos, ocasionados por la condición de los vientos de Santa Ana registrados en la historia de Baja California”, lamentó el director de Protección Civil en el estado, Antonio Rosquillas, quien dijo que cientos de personas han sido desalojadas de sus trabajos y viviendas.

Ante esta situación, las autoridades han activado tres refugios temporales: dos en el municipio de Tecate y otro en Ensenada. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) implementó el plan DNIII-E y ha evacuado a mil 645 personas.

El fuego comenzó la noche del jueves y se avivó con las ráfagas de viento que superan los 95 kilómetros por hora, provocando la pérdida total de al menos 60 casas en Tecate, 50 en Tijuana y más de 30 en Rosarito.

La mañana de ayer, el Sistema Estatal Educativo (SEE) suspendió clases en todos los niveles escolares de los planteles en Tijuana, Tecate, Playas de Rosarito y Ensenada.

La Universidad Autónoma de Baja California (UABC) inicialmente sólo había cancelado clases en el campus de Rosarito, pero uno de los incendios estalló justo en las instalaciones en Valle de Las Palmas —a las orillas de Tijuana y Tecate—, por lo que los estudiantes fueron desalojados del plantel.

n-a22-eu261019-1_drupalmainimagenvertical.var_1572069759.jpg
En Tijuana se declaró prealerta debido a las afectaciones generadas por el fuego, que ha sido atendido por autoridades de los tres órdenes de gobierno.

Asimismo, la Policía Federal (PF) cerró el paso de las carreteras libre y de cuota de Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada, áreas que fueron cubiertas por una capa de humo. Durante distintos periodos se abrió el paso hasta que el flujo vehicular se normalizó.

Al mediodía quedó instalado el Consejo Estatal de Protección en las oficinas del Centro Estatal de las Artes (Ceart) en Tecate, donde se concentraron autoridades de los tres órdenes de gobierno. El mandatario Francisco Vega, quien encabeza el Consejo, declaró emergencia en tres municipios y prealerta en Tijuana.

Por la noche, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del gobierno federal informó que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) tenía el control de 35% del siniestro; hasta el cierre de edición no se tenía reporte de Áreas Naturales Protegidas afectadas.

Solidaridad en la tragedia

Olga Zulema Adams Pereyra, alcaldesa de Tecate, uno de los municipios más golpeados por el fuego, dijo que hasta la tarde de ayer el saldo era de dos muertas y dos hospitalizadas, alrededor de 50 damnificados en refugios y más de 100 casas destruidas.

“Tenemos ráfagas de vientos de 95 kilómetros por hora, no hemos podido combatir, porque cuando apagamos un incendio ya tenemos otro. Hemos tenido a mucha gente con casos de estrés (...), se nos están descomponiendo las bomberas”, señaló la alcaldesa.

Una de las colonias donde el fuego alcanzó las casas es El Capiri, situada justo del otro lado de la carretera donde opera la Academia de Seguridad Pública del Estado (ASPE), a la que fueron enviados los habitantes de esa área una vez que las llamas arrasaron con todo.

Elsa, la dueña de una tienda de abarrotes, ubicada en la zona del área ahora vuelta cenizas, platica que “en la madrugada vimos que ni se podía andar en la carretera, el fuego era impresionante, pobre gente, no les quedó nada”, lamentó la mujer de más de 50 años.

Blanca y Cristian son dos hermanitos que, junto a su mamá, se trasladaron al albergue y centro de acopio DIF Tecate, ambos con sonrisa grandota, un par de hoyuelos y los cachetes empolvados, cargaron con su despensa y la trajeron para apoyar a las familias damnificadas.

“Mi mamá ya no nos dejó salir al patio y nos dijo que íbamos a ayudar, yo vi gente que antes tenía una casa y ahora ya no la tiene, dicen que es el fuego”, comentó la niña.

El ayuntamiento de Playas de Rosarito fue otro de los municipios donde se declaró emergencia, con el saldo de un hombre muerto, mientras que en Ensenada, una de las áreas más afectadas fue San José de la Zorra, donde se asienta una comunidad indígena.

El director de Bomberos en Tijuana, José Luis Jiménez, informó que desde la tarde del jueves trabajaron las 17 estaciones de la corporación atendiendo más de 100 incidentes.

Comentarios