24 / julio / 2021 | 14:59 hrs.

En 2020 habrá un gasolinazo disfrazado: PRD

El aumento podría afectar gasto de familias, afirma el Sol Azteca

Foto: Archivo El Universal
Nación 29/12/2019 09:35 El Universal Actualizada 09:35

La bancada del PRD en la Cámara de Diputados exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador cumplir su promesa de no aumentar el precio de la gasolina con el pretexto de sólo hacerlo “conforme a la inflación”, para evitar un desfalco en el bolsillo de los consumidores del país.

La coordinadora de la fracción perredista, Verónica Juárez Piña, alertó que si se aumenta el precio de la gasolina por la inflación, “lo real y único cierto y verificable es que el consumidor deberá desembolsar más [dinero] por cada litro del combustible.

“[El alza] irremediablemente se traducirá en un aumento de costos para productores, distribuidores y comercializadores, lo cual a su vez impactará en mayores precios al consumidor. Con la argucia de actualizar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios [IEPS] aplicable a combustibles automotrices, el gobierno cobrará a partir del 1 de enero de 2020 un promedio aproximado de 3% más por cada litro”, detalló.

Juárez Piña alertó que, durante el próximo año, el gobierno federal cobrará 4.95 pesos de IEPS por cada litro de gasolina regular, en lugar de los 4.81 pesos cobrados en este 2019, además de 4.18 pesos por litro de gasolina Premium, en lugar de los 4.06 pesos del presente año. Indicó que serán 5.44 pesos por litro de diésel en lugar de los 5.28 actuales.

“Lo anterior significa que casi la cuarta parte del precio de estos combustibles es por el pago del IEPS. Dicho de otro modo, si alguien llena el tanque de su vehículo con mil pesos, podría hacerlo con un aproximado de 750 pesos”, precisó la legisladora.

La líder perredista dijo que el aumento impuesto por el gobierno morenista irremediablemente se traducirá en encarecimientos para la industria, agricultura, pesca, aviación, transporte y muchos otros sectores.

Destacó que aumentos mínimos como esos provocaron que a lo largo de las administraciones de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto la gasolina se encareciera más de 70%, lo que generó malestar de la ciudadanía hacia sus gobiernos.

“Lo que omite decir el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus mañaneras es que para subsanar el desbalance de las finanzas públicas, ocasionado por el mayor gasto asistencial y electoral y que [la Secretaría de] Hacienda ya lo ha anticipado reiteradamente, se van a tomar 130 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios [FEIP]”, añadió la perredista.

Comentarios