Se encuentra usted aquí

Asesinan a hijo de exdirigente del PRI en Guerrero

El reporte indica que el cuerpo ya estaba en estado de descomposición y marcas de impacto de bala
Foto: Archivo El Universal
31/05/2019
12:51
El Universal
-A +A

Cuauhtémoc Salgado Arroyo, hijo del exdirigente del PRI en Guerrero, Cuauhtémoc Salgado Romero, fue hallado muerto después de que un grupo armado lo privó de la libertad, cuando atacaron a tiros la casa, del ex alcalde de Coyuca de Catalán, Abel Montúfar Mendoza, asesinado el año pasado en plena campaña electoral.

A la medianoche del jueves, fue hallado en un paraje en la comunidad Paso de Arena el cuerpo sin vida del hijo del ex dirigente del PRI.

El reporte indica que el cuerpo ya estaba en estado de descomposición y marcas de impacto de bala.

La noche del martes, un grupo armado atacó a tiros la vivienda del ex alcalde de Coyuca de Catalán, Abel Montufar, quien fue asesinado cuando hacía campaña por una diputación local.

El reporte indica que los armados dispararon contra la casa y después regresaron por tres hombres que se encontraban en ella. En las siguientes horas uno de ellos fue hallado muerto en una casa abandonada en el municipio vecino Ciudad Altamirano.

En los siguientes días, en las redes sociales circularon videos en el que dos hombres –sometidos– aceptaban trabajar para los hermanos Montúfar Mendoza.

En el interrogatorio, los hombres revelaron que habían asesinado al ex alcalde de Coyuca de Catalán, Elí Camacho y, recientemente, al secretario general del ayuntamiento de ese municipio, Simón Gama, por ordenes de los hermanos Montúfar Mendoza.

En otro video, el hijo del dirigente acepta que trabaja para los Montúfar Mendoza y dice que su función era dotar de alimentos y armas.

Los hermanos Montúfar Mendoza desde hace años han estado incrustados en las corporaciones policiacas. El mayor, Erit, ha sido jefe de la Policía Ministerial; Bonifacio, es actualmente el director de la Policía Auxiliar del estadoy Saúl se ha desempeñado como agente del Ministerio Público. 

Comentarios