07 / julio / 2022 | 08:44 hrs.

Programa nacional para prevenir secuestro prevé erradicar ese delito en 2040

El plan publicado en el Diario Oficial de la Federación está conformado por tres objetivos prioritarios que se espera estén cumplidos al término del sexenio del presidente López Obrador

Programa nacional para prevenir secuestro prevé erradicar ese delito en 2040
Programa nacional para prevenir secuestro prevé erradicar ese delito en 2040. Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Nación 17/03/2022 09:31 Víctor Gamboa Arzola Actualizada 09:31

El Programa Nacional para Prevenir, Perseguir y Sancionar el Delito de Secuestro 2021-2024 prevé que en 2040 México podría erradicar ese delito. 

“Para 2040, se contará con un Estado de Derecho fortalecido a través de las instituciones encargadas de la seguridad pública y procuración de justicia, que serán capaces de revertir las inercias delincuenciales, enfrentándolas de forma eficaz y eficiente, lo que propiciará una disminución de la incidencia del delito de secuestro a su mínima expresión y su eventual erradicación”, señala el programa publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El plan está conformado por tres objetivos prioritarios, nueve estrategias prioritarias y 46 acciones puntuales, encaminadas a generar acciones coordinadas entre las autoridades de los tres órdenes de Gobierno que coadyuven en la disminución de la incidencia delictiva en materia de secuestro.

El documento sostiene que al finalizar el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador se habrá cumplido con estos tres objetivos prioritarios, lo que se verá reflejado en la identificación del conjunto de factores “que de forma interrelacionada convergen y configuran los aspectos y dimensiones para la comisión de este delito y favorecerá la implementación de mecanismos de prevención eficaces y eficientes, que contribuirán a disuadir a las y los posibles actores y autores de realizar conductas delictivas encaminadas a cometer el delito de secuestro”.

Explica que el programa responde a la problemática principal del aumento de la incidencia delictiva del secuestro en el territorio nacional, que refleja la necesidad de generar acciones en el ámbito de la prevención, eficiencia del proceso de investigación, persecución y seguimiento a la sanción, así como promover los mecanismos de atención integral a las personas en situación de víctimas de ese delito, a efecto de restablecer la seguridad y la confianza ciudadana.

Señala que el secuestro es un delito de alto impacto y de gran riesgo para la integridad de las personas y la sociedad, y reconoce que en los últimos años se ha presentado un aumento y diversificación del secuestro que afecta la paz y tranquilidad de la ciudadanía, por lo que se ha diseñado un nuevo modelo de seguridad para hacerle frente desde sus causas estructurales, “para la reconstrucción del tejido social y la devolución de la confianza de la población”.

Los objetivos prioritarios del programa son fortalecer la prevención integral del delito de secuestro, considerando la diversificación del ilícito y su impacto, eficientes los procesos de investigación y persecución del delito y promover que se apliquen los mecanismos de atención integral a personas en situación de víctimas de secuestro.

“Con la implementación de las nuevas directrices que orientan este programa, se contribuirá a la protección de los derechos humanos, al combate a la impunidad y la reducción progresiva del secuestro, así como al restablecimiento de la confianza en las instituciones”, señala.

Lee también: Sujeto armado con hachas allana oficina y roba 36 mil pesos en la capital de SLP 

Advierte que los centros penitenciarios enfrentan el riesgo de ser un espacio de contacto entre delincuentes, por lo que es importante generar mecanismos para inhibir que las personas privadas de la libertad en los centros penitenciarios del país participen en la comisión del delito de secuestro, evitar que tales espacios funjan como incubadoras de grupos delincuenciales y restringir la comunicación, la construcción de lazos y el intercambio de experiencias.

“En ese sentido, resulta importante conocer las dimensiones y características de la población que se encuentra en los centros penitenciarios y crear módulos específicos para personas sentenciadas por el delito de secuestro en todas las entidades federativas del país para evitar que se relacionen con el resto de la población penitenciaria”, subraya el documento.

 

Comentarios