23 / junio / 2022 | 22:23 hrs.

Alfredo Rubio. El escape del feminicida serial de la Huasteca

Alfredo Rubio fue condenado a 125 años de prisión por el asesinato de dos mujeres en el municipio de Ciudad Valles, en la Huasteca

Alfredo Rubio. El escape del feminicida serial de la Huasteca
Foto: Especial
Seguridad 24/05/2022 20:45 Redacción Actualizada 10:30

Un error del personal del Centro de Prevención y Readaptación Social de Rioverde, permitió el escape en el 2010 de Alfredo Rubio González, llamado el ‘Asesino psicópata’ o ‘el feminicida de la Huasteca’.

Este asesino serial horrorizó del 2006 al 2010 a la región de la Huasteca de los estados de Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí.

Rubio González enfrentó un proceso penal en la entidad potosina por los asesinatos de una mujer adulta mayor, sus dos nietos menores de edad y dos jóvenes mujeres.

Además, confesó otras serie de asesinatos ocurridos en Pánuco, Veracruz; Tampico, Tamaulipas y la Ciudad de México.

¿Quién era Alfredo Rubio González, el feminicida de la Huasteca?

El homicida se crió en Tamazunchale, San Luis Potosí; aparentemente en su infancia sufrió abusos sexuales de su propia madre.

Su tormento siguió en su etapa de estudiante; dijo ser un alumno muy aventajado y esto le ocasionó sufrir bullying escolar.

Las autoridades confirmaron que el asesino psicópata posee un alto coeficiente intelectual, mismo que le sirvió para cometer los asesinatos. 

Cansado de los abusos, Alfredo estudió Taekwondo, disciplina que dominó y mostró un gran avance.

La entonces Procuraduría del Estado detalló que su inteligencia lo hizo un ser despiadado que gozó de asesinar y violar a sus víctimas.

Sus crímenes en La Huasteca potosina

En su investigación, se estableció que Rubio González inició su cadena de asesinatos en Tampico, Tamaulipas; pero el criminal cometió más homicidios en San Luis Potosí.

El despiadado hombre mató en el 2006 a una mujer de la tercera edad y a sus 2 nietos de tan solo 6 y 9 años de edad.

Este homicidio ocurrió en el municipio de Río Verde; aparentemente el móvil fue robar a la mujer y al ser descubierto por los niños, decidió asesinarlos.

Tras cometer este crimen, Alfredo se mudó al municipio de Ciudad Valles; donde asesinó en 2008 a dos mujeres de 19 y 20 años.

Sus víctimas fueron Leovigilda Flores Mauricio y Nicolasa  Reyes Medina, quienes residían en el municipio de Aquismón.

El hombre confesó que ultimó a Flores Mauricio por rechazar iniciar una relación sentimental; incluso la joven amagó con contarle a su esposa.

Y mató a Nicolasa por estar enterada del fallido noviazgo.

Los cadáveres de las jóvenes fueron localizados en dos predios de las colonias de Lomas Poniente y Santa Lucía en Ciudad Valles.

Un operativo de fuerzas de los tres órdenes de gobierno permitió capturar al asesino en 2009.

La fuga de Alfredo Rubio González

Fue enviado al Centro de Prevención y Readaptación Social de Rioverde, donde escapó en julio del 2010.

Alfredo aprovechó el cambio de turno de los custodios que resguardan el penal. La búsqueda de este escurridizo criminal fue incesante en varias entidades del país.

Fue recapturado y enviado a un penal de mayor seguridad en Veracruz.

Su proceso penal se realizó en Río Verde, la Juez Primero de lo Penal lo sentenció a 125 años de prisión por estos cinco asesinatos cometidos en San Luis Potosí.

Actualmente se mantiene recluido en el penal de Máxima Seguridad de Matamoros, Tamaulipas.

Temas Relacionados
feminicidios

Comentarios