27 / octubre / 2021 | 17:04 hrs.

Recorte del programa Prospera afectaría a medio millón de personas

Datos del sector salud revelan que población indígena o marginal será la más perjudicada.

Foto: Archivo. El Universal.
Sociedad 07/03/2019 07:57 Sergio Marín San Luis Potosí, SLP. Actualizada 08:01

Con la eliminación del componente salud del Programa de Inclusión Social Prospera para el ejercicio fiscal 2019, publicado el 1 de marzo en el Diario Oficial de la Federación en el que por primera vez en 22 años no se contempla una bolsa presupuestal destinada a la salud, sí se estará afectando a cerca de medio millón de potosinos que estaban en seguimiento en acciones básicas de salud, principalmente de zonas marginadas e indígenas.

Datos de la Secretaría de Salud en el estado indican que el programa ejerció 87.7 millones de pesos en 2018 y al no tener recursos en 2019 se estaría dejando sin contratar a 201 médicos, personal de salud y enfermeras, además del apoyo de subsidio a 850 auxiliares de salud que en su conjunto brindaron un millón de acciones de salud integral y comunitaria con 116 mil familias que cubría el programa.

La eliminación de la partida destinada al componente de salud del programa Prospera afecta la atención médica a la población mayoritariamente vulnerable dentro de los 58 municipios del estado, principalmente ubicada dentro de los polígonos de pobreza que en total suman cerca de medio millón de potosinos que quedarían desprotegidos en seis rubros vitales de salud.

Uno de los aspectos que más afectaría son las brigadas médicas y auxiliares de salud, quienes tenían un estrecho contacto con comunidades rurales y eran parte vital del programa, principalmente en comunidades indígenas.

El recorte presupuestal desarticula las brigadas y red de cuidados médicos que operaba la Secretaría de Salud de San Luis Potosí y que en 2018 atendió a más de 116 mil familias en zonas de alta marginación, cerca de un millón de acciones de salud con cobertura especial a mujeres embarazadas en control, embarazo de riesgo, en periodo de lactancia, niños con problemas de desnutrición, consultas médicos generales y estimulación temprana en menores de cinco años.

Según datos federales, el Programa de Inclusión Social Prospera dejará de tener los componentes de salud y alimentación e inclusión productiva; sólo se quedará con el de educación, apoyos para estudiantes de nivel básico, pero sin tener un esquema de corresponsabilidad de los beneficiarios, de acuerdo con las reglas de operación del programa.

sergio.marin@clabsa.com.mx

vkc

Comentarios