Se encuentra usted aquí

Teme iglesia católica que se desborde la violencia en SLP ante hartazgo ciudadano

Autoridades deben clarificar la estrategia y sumar a la gente, señala arzobispo.
Foto: Archivo El Universal San Luis Potosí
12/12/2019
02:38
Sergio Marín
San Luis Potosí, S.L.P.
-A +A

Luego de que vecinos del barrio de Tequis colocaran algunas mantas manifestando el hartazgo ante la inseguridad que prevalece en esta zona y toda la ciudad capital, el arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, advirtió serios riesgos de las acciones de violencia y de hacer justicia por cuenta propia se incrementen debido a que los reclamos no son escuchados por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

El prelado comentó que la falta de respuesta puede generar un escenario de mayor inseguridad, pues ahora los ciudadanos están dispuestos a tomar las acciones que sean necesarias para defender a sus familias y a su patrimonio.

“Ahí estamos viendo que el hartazgo está llegando a estas manifestaciones; a lo que tengo miedo es que las personas al no ser escuchadas cada quien se quiera cobrar por su propia mano, cualquier padre de familia saldrá defensa de sus hijos y eso es innegable”, subrayó.

Cabrero Romero dijo que se tienen que buscar las estrategias más adecuadas para responder al reclamo que los ciudadanos hacen a sus autoridades, donde cada vez son más los sectores como el comercio, quienes se suman a estas manifestaciones de inconformidad, ante lo cual también hizo un llamado a la población para que se genere una suma de esfuerzos y se colabore con la estrategia que planteen más autoridades y evitar que haya un mayor riesgo de violencia.

Finalmente, en relación a los reclamos que algunos grupos han señalado respecto a la intervención directa de los representantes de la iglesia hacia los diputados para frenar el tema del aborto en San Luis Potosí, el arzobispo rechazó estas versiones pero dejó en claro que la iglesia católica no mete las manos en este sentido ya que son más los que están fuera.

Comentarios