27 / mayo / 2022 | 06:33 hrs.

Sin un control efectivo casos por abuso sexual a menores en centros educativos

Entre 2017 y 2018 se han girado 5 recomendaciones a SEGE y SEER, pero la CEEAV da seguimiento al menos a 16 casos.

Foto: Archivo El Universal San Luis Potosí.
Sociedad 15/11/2018 09:51 Sergio Marín San Luis Potosí, SLP. Actualizada 09:51

El intento de linchamiento que padres de familia realizaron en contra de un maestro de una escuela pública en la comunidad de Milpillas, puso en el ojo del huracán la actuación de las autoridades educativas y de procurar la salvaguarda de la integridad física de las víctimas al momento en que se ejercen las denuncias, pues existen una gran cantidad de casos por abuso sexual de maestros en contra de estudiantes de escuelas públicas y algunas privadas.

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de San Luis Potosí (CEEAV) reporta que mantiene 16 casos mediante la representación jurídica de menores víctimas de abuso sexual en las que se señala a personal docente o trabajadores de centro escolares e incluye el caso Milpillas, mismo que se cataloga como uno solo a pesar de que contar con tres carpetas de investigación.

En este mismo sentido, entre el 2017 y este 2018 la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) informó que ha emitido ya cinco recomendaciones tanto a la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado (SEGE) como al Sistema Educativo Estatal Regular (SEER); tres corresponden al año anterior en la que se incluye el caso de un profesor de una escuela secundaria en Tamazunchale que grabó en video los actos de abuso en perjuicio de al menos cuatro jovencitas; y dos más en este 2018 que incluye el evento más reciente en Milpillas.

Jorge Vega Arroyo, titular de la CEEAV, señala que el suceso de intento de linchamiento es resultado de la falta de confianza que la ciudadanía puede manifestar en contra de las instituciones, dado que las denuncias no son atendidas de manera inmediata como lo marca la ley.

También la CEDH señala que el caso Milpillas tiene el antecedente de una denuncia que no fue sujeta a investigación, lo que mantuvo al presunto agresor en el plantel educativo por más tiempo y en consecuencia la manifestación de hacer justicia por cuenta propia por parte de los enfadados padres de familia.

La SEGE por su parte ha buscado, por lo pronto, ser más efectiva en la atención inmediata de los casos que se presentan y ha dado la instrucción a los responsables de los planteles de establecer las acciones pertinentes que tienen que ver con la separación de los involucrados en tanto se inicia la investigación, pero aún no ha definido una acción estratégica de fondo que tenga que ver con una escrupulosa selección para aquellos maestros que buscan un lugar dentro del sistema.

“¿Están fallando los protocolos?”, se le preguntó al titular Joel Ramírez Díaz, por lo que el funcionario señaló: “Estamos en el deber de buscar con mayor firmeza y constancia, fortalecer la prevención. Son padres de familia, alumnos, maestros, directivos, es toda la sociedad y es un tema que nos debe ocupar con mayor empeño”, dijo.

También el presidente de la CEDH Jorge Andrés López Espinosa, consideró que ante los casos de abuso sexual en centros educativos se tiene que trabajar para que cuando exista un señalamiento de esta naturaleza, el maestro sea separado inmediatamente del plantel, dar cuenta al supervisor y éste a la SEGE para que se inicie la investigación y en caso de existir alguna responsabilidad se proceda en materia penal y administrativa.

Por otra parte, Jorge Vega Arroyo dijo que ante el fenómeno se tiene que tener una lectura de la cual se desprenda la necesidad de que al momento de hacer una evaluación sobre el personal docente, se incluya el examen psicométrico para quienes estén dirigidos a trabajar con niños del nivel preescolar hasta sexto de primaria.

[email protected]

vkc

Comentarios