20 / mayo / 2022 | 09:34 hrs.

#NuestrasHistorias. Los paracaidistas de San Juan de Gpe.

A escasos metros de una ciudad que se dice "va en progreso" se encuentra un asentamiento irregular, ahí entre unas 70 familias, que hasta ahora nadie ha volteado a ver, vive Sandra junto a sus cuatro hijos y su esposo

Foto: El Universal San Luis Potosí
Sociedad 21/01/2018 03:10 María Vázquez San Luis Potosí; SLP. Actualizada 11:09

A escasos metros de una ciudad que se dice "va en progreso" y justo frente a la zona más concurrida durante la temporada de feria, se encuentra un asentamiento irregular, ahí entre unas 70 familias, que hasta ahora nadie ha volteado a ver, vive Sandra junto a sus cuatro hijos y su esposo.

Su casa, como todas las de la zona, está hecha principalmente con tarimas, cartones, láminas y hasta cobijas. Es un espacio de unos 5 metros cuadrados a lo mucho, donde guardan sus pertenencias, en ese espacio cabe la cocina, el dormitorio y el comedor.

“Aquí comemos, aquí vemos tele, todo, de hecho aquí tengo mi ropa porque no tengo espacio para meter lo demás, dormimos en una litera, abajo duerme mi esposo, mi bebé y yo y arriba mis tres niños" explicó con una sonrisa que ocultaba la tristeza de sus palabras.

nuestras_historias_1.jpg

Ésta no es la vida que Sandra deseo cuando era niña, ella relata que creció junto a sus padres en una colonia cercana al centro de la ciudad, después se casó y vivió en casa de su suegra en la colonia progreso, pero cuándo las cosas se complicaron tuvieron que buscar su propio hogar. Lamentablemente, la mala situación financiera no les permitió acceder a un crédito de Infonavit, ni completar lo de una renta, por lo que su única opción fue construir su casa como pudieron.

“Cuando llegamos aquí nada más estaban alrededor las tarimas  porque no teníamos techo ni nada y poco a poquito fuimos poniéndolas, entre mi esposo y yo, la verdad no teníamos donde vivir y para no pagar renta más que nada para tener algo propio, luego le fuimos poniendo las alfombras para disminuir el frio y tener un poquito más de calor”.

Aunque mamá y papá trabajan mientras los hijos llevan excelentes notas en la escuela, la situación económica no les ha permitido acceder a una vida mejor, la situación en si ya es difícil pero cuando el frio o la lluvia hacen sus estragos todo empeora aún más, así lo relató Diego, el hijo mayor de la familia Flores Armendáriz.

“Nos abrigamos mucho porque como tenemos un tejaban y mi mamá dice que nos pongamos un chamarras porque se siente frio en nuestra casa”.

nuestras_historias_2.jpg 
 
Los pequeños de la familia, con la sonrisa que remarca su inocencia, reconocen enfermarse continuamente saben que la situación no es la mejor, sin embargo ésta es la vida que conocen y la aceptan como tal.

“La verdad si es triste porque la verdad uno si quisiera darles más pero sale nada más para comer, frio lluvia todo se oye nada más las láminas que chillan o el viento se oye muy feo” finalizó Sandra, con la voz entrecortada.

Temas Relacionados
NUESTRAS HISTORIAS SLP

Comentarios