Se encuentra usted aquí

“Es más importante el Covid”, le dicen a enfermo con cáncer en Clínica 50 del IMSS

El paciente de 56 años denuncia que no ha podido seguir con su tratamiento por falta de medicamentos en la Clínica, mismos que él ha tenido que costear
Especial
23/06/2020
07:00
Sergio Marín
San Luis Potosí
-A +A

Derechohabiente del IMSS de 56 años diagnosticado con cáncer en la costilla izquierda, denunció malos tratos e insensibilidad por parte del personal de la Clínica 50 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, ya que al requerir medicamentos y tratamientos para su enfermedad, ha recibido dilaciones y excusas en varias ocasiones.

El afectado Juan Ricardo García Zavala, relata que en días recientes intentó solicitar una explicación a las autoridades del hospital, sin embargo le señalaron que en este momento es más importante atender la pandemia por Covid-19. “La subdirectora no está, acaba de ir a una junta a la delegación, porque ahorita es más importante los tratamientos del Covid que los tratamientos, textualmente, así me lo dijeron”.  

Explicó que en enero del 2019 le extirpan un tumor en una clínica de servicio privado. Transcurrido un año, en enero del 2020, vuelve a ser sometido a estudios para conocer el estado de su salud y le es notificado sobre la evolución de su enfermedad, pero ahora en uno de los pulmones, con la presencia de un tumor de 3 centímetros. 

De nueva cuenta, inició un tratamiento médico a base de quimioterapias, pero, ahora, bajo los servicios sociales del IMSS específicamente en la Clínica 50, ubicada en la colonia Prados de San Vicente, cerca de Periférico Oriente de la capital potosina. 

Tras varios tratamientos, le recetan Docetaxel y Gemcitabine, y posteriormente, el 21 de mayo fue citado para aplicarle un refuerzo del tratamiento; había cumplido con los requisitos solicitados, entre ellos comprar una aguja para el catéter, cuyo costo es de 250 pesos, sin embargo no contaba con que le dirían que no había medicamento, que tenía que esperar a que llegara o, por el contrario, debía comprarlo por su cuenta y regresar a que se lo apliquen ahí mismo, pero antes debía suscribir una carta dirigida a la institución en la que deslinda al personal médico y al IMSS, de toda responsabilidad por efectos secundarios y a fin de que quede sin efecto un posible reclamo de reembolso monetario, relata.

El señor Juan Ricardo relata que, las mismas enfermeras le dieron el domicilio de la farmacia en donde encontraría el medicamento requerido, mismo que le costó de su bolsillo la cantidad de dos mil 900 pesos. Agrega que no le fue posible comprar el segundo insumo médico, pues el costo es de 17 mil pesos, lo que hubiera significado un gasto inesperado para su familia de casi 20 mil pesos de su propio recurso.

Explicó que en este tiempo de ir y venir a la Clínica número 50 del IMSS, se percata que no es el único paciente con esta problemática, pues hay incluso quienes de otros municipios y se topan con esta frecuente falta de medicinas, “lo más triste es que no soy el único que está afectado, hay más pacientes sumamente afectados, me doy cuenta que son personas que vienen de Matehuala, de Rioverde, de Tamazunchale, los hacen venir para hacerles creer que les van a poner su medicamento y la respuesta al llegar aquí, es de ´sabes qué, no llegó tu medicamento, tienes que esperar´. 

Hasta este momento, ha perdido dos aplicaciones de su tratamiento oncológico, debido a esta falta de medicinas. 

Desesperado, pide una respuesta al IMSS, una respuesta a su salud y saber qué va a pasar con este problema, “hablo por muchas otras personas en esta situación, queremos saber a dónde nos van a orillar, porque no lo sabemos, que nos digan ´sabes qué si te vamos a dar tu tratamiento o no te vamos a dar tu tratamiento´ y ver que otras puertas hay que tocar”, finalizó.

Comentarios