10 / agosto / 2022 | 19:02 hrs.

Políticas públicas y violencia familiar frenan desarrollo mental de los menores

Sociedad 24/09/2018 17:03 Sergio Marín San Luis Potosí, SLP. Actualizada 17:03

Aun cuando existen leyes diseñadas como la de protección a los derechos de las niñas, niños y adolescentes, éstas quedan solo en el papel y no se genera la acción, señala especialista.

La falta de políticas publicas adecuadas en países como México y algunos otros de América Latina impactan negativamente en la salud mental de los niños, quienes son privados de un tiempo mayor de convivencia con sus padres desde el momento en que nacen, al quedar establecido en ley los 40 días pos natales, cuando en países desarrollados se otorgan hasta 5 meses, y ello potencializa el crecimiento de  los niños e impacta en la economía a largo plazo, así lo señaló el director de comunicación y redes de la fundación chilena América por la Infancia, Álvaro Pallamares.

El especialista se encuentra en San Luis Potosí desarrollando una serie de conferencias respecto a  la salud mental en los niños y en la importancia que tiene el  cuidado en esta etapa de su crecimiento, donde apuntó que es fundamental el no maltratar a los niños, ni propiciar su aislamiento, obligarlos a trabajar o ejercer cualquier tipo de violencia verbal o física, ya que esto influye directamente en que el cerebro no efectué de manera correcta el pensamiento divergente, el emprendimiento o la mente creativa.

“En países como éste o en varios del continente americano, existe maltrato sobre tres de cada cuatro niños, y donde no se entiende en la percepción de los padres que la violencia no es solamente apagarle un cigarro en la piel, sino llamarle estúpido; algunos incluso piensan que pegarle a un niño es un derecho”, sostuvo.

Dijo que aun cuando existen leyes diseñadas como la de protección a los derechos de las niñas, niños y adolescentes, éstas quedan solo en el papel y no se genera la acción de las políticas públicas como el caso de la ley laboral, que no permite más tiempo de convivencia de los padres hacia los hijos, o que las instituciones de apoyo como el DIF no puedan impactar efectivamente en sus programas a causa de la falta de presupuesto.

Dijo que todas estas deficiencias impactan hasta en el avance económico y social de los países, ya que se puede generar un adecuado desarrollo cerebral de los menores a través de mejorar el trato y otorgar el tiempo necesario a los padres para la convivencia.

[email protected]

apl

Comentarios