Se encuentra usted aquí

Titular de Salud en SLP rechaza tener vínculos con presunto defraudador

Mónica Liliana Rangel acusa que existen personas que buscan asociarla de manera dolosa con actos de corrupción; aclara que Gabriel "N", acusado por fraude, no es trabajador de la dependencia
Titular de Salud en SLP rechaza tener vínculos con presunto defraudador
Foto: Especial
29/05/2020
10:37
Sergio Marín
San Luis Potosí
-A +A

Mónica Liliana Rangel, secretaria de Salud de San Luis Potosí, explicó en conferencia de prensa que Gabriel "N" no es trabajador de la dependencia, a quien se le señala por presunto fraude a cientos de potosinos, y que tampoco se ha beneficiado a empresas relacionadas con esta persona.

Detalló que la investigación al interior de la dependencia arrojó que existen contratos en el año 2017 y 2018 con empresas vinculadas con este hombre; no obstante, fueron cumplidos y auditados por ley y no guardan ninguna relación con los hechos de fraude que se le imputan al mismo por cientos de afectados.

“Existen personas que pretenden vincularme en forma dolosa en actos de corrupción, lastimando a mi persona y mi trabajo como funcionaria; una cosa son los contratos que se otorgaron a empresas relacionadas con esta persona para otorgar un servicio a la Secretaría, de acuerdo a la ley, y otra es que se pretenda vincularme con él y su presunción de fraude, son dos cosas distintas, hay mucho dolo e intención de dañarme”, dijo Rangel.

“En el periodo del 2017 y 2018, la institución celebró un total de mil 297 contratos totales, de los que 17 de ellos fueron con empresas relacionadas con esta persona, repito, contrataciones de acuerdo a la ley, estos 17 contratos representan el 0.9% del total de recursos ejercidos en esos dos años, no veo ninguna señal de beneficio y de negocio, lo que veo es que en su momento ganaron el contrato de acuerdo a la ley y cumplieron con el servicio requerido”, reiteró.

Todos los contratos correspondientes al ejercicio 2017 fueron reportados en la cuenta pública y revisados en el alcance de la fiscalización por parte de la Auditoría Superior del estado (ASE) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en tanto, que la cuenta pública 2018 fue auditada por la ASF, quedando pendiente la resolución final de la ASE.

Rangel Martínez detalló que la Secretaría de Salud se somete a seis auditorías anuales y que es una institución auditada por tres entes fiscalizadores, tanto estatales y federales, lo que le da la transparencia y certidumbre en el ejercicio de los mismos.

Además, se dio a conocer que la institución no ha tenido contratos con las empresas Scoltta, Proshine, Infinite o Invercorp como se ha señalado, y que Gabriel "N" jamás ha trabajado en la Secretaría de Salud.

etp

Comentarios