23 / mayo / 2022 | 18:49 hrs.

Cárcel, el castigo de los pobres en SLP

Solamente a los inocentes, faltos de educación y cultura se les ve en las cárceles; a los operadores reales del crimen, jamás. Es el mismo círculo vicioso y pernicioso. En México hay un sistema con aplicaciones selectivas de la ley: José Mario de la Garza, Fundación Renace.

FOTO: ESPECIAL
Sociedad 30/12/2017 03:00 Fernando Carmona San Luis Potosí, SLP. Actualizada 13:20

José fue detenido con un compañero injustamente en febrero del año pasado. Policías fuera de toda norma de moralidad, los acusaron de robarse una motocicleta, unidad que había dejado en el taller de reparación, cuyo propietario es José. Un juez que había conocido el caso, había negado su libertad en diversas ocasiones, no obstante la inexistencia de pruebas suficientes en su contra.

Por esa razón, la Fundación Renace AC., interpuso un juicio de amparo que le fue concedido. El caso lo retomó otro juez quien consideró dejarlo en libertad y continúe su proceso hasta que concluya de forma definitiva. Familiares de José hicieron lo posible para colaborar en su libertad y cenar con él esta pasada navidad y están contentos de que cenarán con el nuevamente en familia este fin de año. Su proceso de reinserción será apoyada por la asociación civil.  

El tema de las cárceles del país y de San Luis Potosí, sigue siendo un argumento donde los que acaban privados de la libertad es gente humilde que no puede defenderse, afirma José Mario de la Garza Marroquín, presidente de Renace. “Si bien, se dijo que tendríamos un nuevo Sistema de Justicia Penal y la propuesta que esto iba a resolver asuntos de personas encarceladas arbitrariamente, las estadísticas que ellos mismos presentan con el nuevo sistema de justicia, son escalofriantes, lamenta el también presidente de la Barra Mexicana de Abogados.

La última estadística que se presentó por parte del Consejo de la Judicatura Federal o del propio Poder Judicial, el 93 por ciento de los casos que se procesan conforme al nuevo sistema, son de flagrancia, “que quiere decir esto?...cuando la policía no hace ninguna investigación, no hay proceso institucional de verificar si se cometen o no delitos, y simplemente se detiene a personas en retenes, lugares públicos, en infracciones que se convierten en detenciones,  poniendo a disposición a inocentes ante los fiscales”.

José Mario de la Garza, asegura que se sigue sin un proceso de investigación. La mayoría de los casos en México, siguen siendo las presuntas detenciones en flagrancia. “Hay muchos abusos de la policía; cuando arman sus partes, sus informes, argumentan que a la persona se le sorprendió cometiendo el delito”, cuando en realidad se sabe que no es cierto, que en cientos de procesos eso no sucede, sin embargo, así son presentados. 

Primera conclusión: En México no están respaldados los expedientes con investigación profesional o institucional, siguen siendo situaciones en flagrancia. Segundo dato: señala de la Garza, a las personas que se siguen deteniendo, son acusadas de narcomenudeo,  de robo; jóvenes básicamente de colonias marginadas.

carcel_0.jpeg

Hace unas semanas –relató- El Banco Mundial y la Universidad de Chicago, publicaron un estudio que aplica muy bien a México: Los países con mayor número de desigualdad, está totalmente vinculado con el crimen y el tema de la violencia, es decir, a mayor desigualdad la propensión a cometer delitos, es altísima. “Mientras no se entienda que el problema de la delincuencia se tiene que atender desde la perspectiva de la desigualdad, en lugar de estar encarcelando a jóvenes víctimas de la delincuencia, la vulnerabilidad y la marginación, el ciclo seguirá siendo el mismo, se sigue deteniendo a los mismos, pudiéndose resolver con verdaderas políticas públicas”.

El recurso que se destinó para este año y para el 2018,  en el paquete de seguridad es el mismo, menos del diez por ciento. Los asuntos de desigualdad no importan, se lamenta el Presidente de Renace. Hay –dijo- una lista de políticas de asistencia listas como la alimentación, pero sin visión integral, por otro lado, de cómo resolver el problema de la desigualdad, y esto genera una injusticia tremenda y cuando te asomas ver las cárceles, esto se agudiza más.

Describe el abogado cómo se ve a jóvenes que pasan los años encarcelados por delitos irrelevantes, con costos irrelevantes para obtener su libertad, “los policías se ensañan con ellos, policías que cometen actos de abuso a todas luces, porque es gente pobre, hay acceso de justicia deficiente, Defensorías que no defienden, y todas esas cuestiones que no están siendo atendidas se reducen en historias que estamos publicando”.

Hay que resolver problemas de uno por uno, dice, pero desgraciadamente esas historias se repiten y se multiplican sin control, pareciera una cadena interminable, vas liberando a uno y se enfilan muchos más con la misma problemática, esos son los datos duros que hay, explica. “Seguimos teniendo entonces, un sistema que reprime a la marginación, a la desigualdad, a la pobreza, a la falta de educación, esos son los que están en la cárcel”.

A los que no se miran en las prisiones en este país, son a los delincuentes de alto impacto, a los operadores reales del lavado de dinero, bandas organizadas, es el crimen que opera con estructuras muy bien diseñadas y planteadas, hay un sistema con aplicaciones selectivas de la ley, el mismo círculo vicioso y pernicioso, “si el detenido es pobre y sin recursos, las posibilidades de acabar en la cárcel es alta. Si tienen dinero, contactos con la clase política, salen librados, exonerados y sin alguna responsabilidad”. 

Enfatizó que a pesar de todo lo que se ha dicho en estos años, donde el tema de seguridad y del estado de derecho ha estado en la agenda pública, desafortunadamente lo digo con tristeza y desesperanza, seguimos y quizá seguiremos con estos datos tan desgarradores que pareciera a los políticos no importarles. Vemos campañas realmente insultantes, “candidatos que dan risa ante la problemática que hay en el país y el tema que se comenta no está en la agenda de ninguno de los ahora.

 La fundación que preside el entrevistado lleva en proceso de defensa 80 asuntos. Para el 2018, inicia con un proyecto ya estructurado, incluso, compitieron para un fondeo con empresas que están preocupadas por lo que pasa en México y ya son la organización ganadora, las empresas que se solidarizan apoyarán para liberar a personas que se encuentran detenidas injustamente en el interior de la entidad.    

 

vkc
 

 

Comentarios