26 / octubre / 2021 | 18:04 hrs.

Médico de SLP contrae Covid-19, lo intuban hasta en tres ocasiones y sobrevive

“Lo que recuerdo es que fue una experiencia difícil, prácticamente la mayoría del tiempo permanecí sedado”, narra Gerardo Antonio, especialista del IMSS

Médico de SLP contrae Covid-19, lo intuban hasta en tres ocasiones y sobrevive
Foto: Especial
Sociedad 21/09/2021 18:32 Xochiquetzal Rangel San Luis Potosí Actualizada 18:32

Gerardo Antonio Álvarez es un médico especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social que, pese a los cuidados necesarios que tuvo contra el Covid-19 mientras atendía pacientes con este padecimiento, se infectó del virus y requirió ventilación mecánica para sobrevivir.

Luego de contagiarse, Álvarez de la Rosa no presentó síntomas evidentes de la enfermedad; sin embargo, en días posteriores comenzó a tener dificultad respiratoria, por lo que acudió al hospital y ahí presentó una saturación de oxígeno muy baja, lo que lo orilló a necesitar ventilación mecánica en tres ocasiones, así como una traqueotomía, para que pudiera respirar.

Lee también: 'Sale más caro abrir que tener cerrado', dicen hoteleros de SLP ante crisis por pandemia

“Lo que recuerdo es que fue una experiencia difícil, prácticamente la mayoría del tiempo permanecí sedado”, señaló.

Acorde con lo señalado por la doctora Rocío Núñez Barajas, jefa de Medicina Interna del Hospital General Zona No. 50, Álvarez de la Rosa permaneció intubado cerca de cuatro semanas, lapso en donde también presentó complicaciones respiratorias, metabólicas y de presión arterial.

Pese a que en ocasiones el cuerpo del médico no respondía favorablemente al tratamiento, luego de cuatro semanas fue extubado y posteriormente referido a su domicilio, con tratamiento de oxígeno medicinal para fortalecer su salud.

También te puede interesar: Variante Mu ya está en México, pero no está clasificada de preocupación: López-Gatell

Actualmente, Gerardo Antonio ya no requiere del oxígeno para realizar sus actividades, aunque luego de seis meses de recuperación presenta secuelas como arritmia y neuropatía.

“Afortunadamente me han permitido reintegrarme y ahora que he superado esto, mi familia y yo agradecemos y reconocemos al personal que labora en el hospital, porque por todo su profesionalismo y vocación de servicio me encuentro aquí, con vida”, concluyó.

etp

Comentarios