18 / septiembre / 2021 | 19:24 hrs.

Jenni Rivera: abuso sexual y una muerte trágica, las claves para conocer su vida

La cantante de regional mexicano, que falleció en 2012, cumpliría hoy 52 años

Jenni Rivera: abuso sexual y una muerte trágica, las claves para conocer su vida
Foto: Tomada de Instagram
Tendencias 02/07/2021 16:04 Nicole Trejo Ciudad de México Actualizada 18:16

"Nieves de enero" de Chalino Sánchez fue la canción que animó a Jenni Rivera para incursionar en la música. La cantante recordó en una entrevista televisiva el momento en el que se subió a cantar empujada por sus amigas al escenario de un bar y fue ahí donde se enamoró del aplauso. 

Su papá era dueño de una disquera en la que incluso Chalino Sánchez grababa y fue entonces que Jenni accedió a crear su primer disco. Desde entonces comenzó una carrera que la convirtió en la intérprete de banda sinaloense más importante. Vendió más de 25 millones de discos en vida y 10 millones de discos más, después de su muerte. 

Estos son los 10 puntos clave en la vida de La diva de la banda

Lejos de su futuro. Jenni no quería ser cantante. La también productora contó que en un principio su padre fue quien la empujó en el mundo de la música, pues él era productor y veía en su hija una oportunidad para compartir su pasión. Un día que Jenni olvidó la letra de una canción en una presentación, su padre la regañó tanto, que ella le prometió que no volvería a cantar y así fue por años.

Mamá primeriza. En 1984, a los 15 años, quedó embarazada de su novio, José Trinidad Marín Quintero, y entonces decidió dejar la casa de sus padres para vivir con su nuevo esposo, quien no sólo no la dejaba salir a estudiar, sino que también la llegó a golpear. 

Abuso sexual. Cuando la intérprete de Y basta ya se enteró que su hermana menor, Rosie Rivera, y su pequeña hija Janney habían sido abusadas sexualmente por su exesposo (José Trinidad), entró en shock y después tuvo que enfrentarlo a él en un juicio que derivó en encarcelamiento que hoy continúa. 

Segundo matrimonio. Juan López parecía un hombre de bien, por lo que Jenni se enamoró de él sin saber que comenzaría un peregrinar después de que él fuera detenido por intentar pasar inmigrantes ilegalmente por la frontera. Ella lo visitó en distintas cárceles de Estados Unidos y al salir se casó con él y tuvieron a sus dos hijos Jenicka y Johnny Ángel.

Primer disco. En 1991, Jenni comenzó a trabajar en Cintas Acuario, discográfica de su padre, y en 1992, junto con sus hermanos Pedro, Gustavo y Juan, comenzó a grabar canciones tradicionales de folklore mexicano. La chacalosa fue el corrido que le abrió las puertas de la industria musical de su entorno.  

Tercer matrimonio. A finales del año 2008, Rivera conoció a su futuro esposo, el ex-beisbolista de las grandes ligas Esteban Loaiza, con quien se casó en una boda frente a 800 invitados, sin saber que pocos años después no sólo se divorciaría, sino que sospecharía de que él y su hija Janney (Chiquis Rivera) eran amantes. Derivado de una pelea al respecto, su hija fue desheredada. 

Reconocimiento. Fue en el año 2002 la primera vez que los Premios Grammy Latinos reconocieron su música nominándola por su tema Se las voy a dar a otro. La nominación por otras canciones se repitió en 2008, 2010 y 2011.

Otra faceta. Debutó como actriz en la película Filly Brown, que fue lanzada en 2013, pero también participó en otros proyectos de televisión como Eva… Luna y Joyas prestadas

Dejando huella. Durante su carrera, la diseñadora escribió una biografía que finalmente no pudo terminar, pero que su familia ayudó a completar.  El 2 de julio de 2013, Unbreakable (Inquebrantable) salió a la venta, convirtiéndose en el libro más vendido del New York Times. Además creó la empresa Jenni Rivera Enterprises, donde con la venta de ropa, proyectos de tv, fragancias y cosméticos, almacenó una fortuna de aproximadamente 25 millones de dólares. 

Fallecimiento. En un aparatoso accidente aéreo, del que no se tiene explicación concreta, Rivera falleció junto a su equipo de trabajo (Arturo Rivera, representante; Mario Macías, abogado; Jacob Llenares, maquillista; Gerardo "N" y los pilotos Miguel Pérez y Alejandro Torres). Todos viajaban de Monterrey a la Ciudad de México, pero el avión Learjet 25 se estrelló en el municipio de Iturbide, Nuevo León. 

Hoy su familia se encuentra en una disputa por la herencia de Jenni. Todo comenzó luego de que sus hijos solicitaron una auditoría a la empresa que actualmente es manejada por sus tíos Rosie y Juan. 

rad 

 

 

 

 

Comentarios