Se encuentra usted aquí

¿Cómo se convirtió Gabo en éxito mundial?

Objetos del archivo personal de García Márquez, que adquirió el Ransom Center de la Universidad de Austin, conforman una exposición que da cuenta de la trayectoria del Nobel. En noviembre llega a México esa muestra
Gabo, foto tomada por su hijo Rodrigo García Barcha. FOTOS CORTESÍA HARRY RANSOM CENTER. ARCHIVO GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
24/02/2020
11:36
El Universal
-A +A

En la exposición Gabriel García Márquez: la creación de un escritor global que hace unos días se inauguró en el Harry Ransom Center de la Universidad de Austin, Texas, y que llegará a México en noviembre para exhibirse en el Museo de Arte Moderno, hay una mirada muy amplia al Gabriel García Márquez público, al hombre político, gestor cultural e impulsor de empresas culturales, pero también hay una mirada a su vida íntima, al padre de familia y gran amante de Colombia y México.

Hay fotografías conocidas de García Márquez con Bill Clinton, el subcomandante Marcos, Fidel Castro Shakira que lo muestran en su vida pública, pero también cartas muy personales con escritores como Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Guillermo Ángulo y Plinio Apuleyo Mendoza; documentos que se hacen públicos por vez primera pues no forman parte de las 27 mil imágenes en línea que forman parte de la Colección de Gabriel García Márquez que adquirió el Harry Ransom Center en 2014.

Hay por ejemplo una carta muy bella de Gabo al también colombiano Plinio Apuleyo Mendoza, de 1961, donde le habla de lo contento que está en México, que se siente con mucha energía y que le resultan fascinantes las “cosas fantásticas” ocurren en el día a día, le habla de una feria que visitó en Michoacán en donde vio a indígenas de la zona vestir a muñequitos de paja con forma de ángel y vestidos con ropa, y que eso lo ha inspirado para crear el cuento de “Blacamán el bueno, vendedor de milagros”.

“En esa misma carta también le dice a Plinio Apuleyo que está tratando de volver a un viejo proyecto de libro de cuentos fantásticos en el que, entre otras cosas, sucede que las alfombras vuelan; este viejo proyecto de libro es nada más y nada menos que lo que cinco o seis años más tarde se va a convertir en Cien años de soledad, eso por ejemplo, sólo se puede ver en la exposición”, asegura a EL UNIVERSAL Álvaro Santana-Acuña, curador de la exposición Gabriel García Márquez, la creación de un escritor global, que exhibe más de 250 objetos.
cult_gabo_expo3_110836325.jpg
Gabriel Garcia Marquez y Mercedes Barcha, sin fecha ni autor.

Pero no es el único documento inédito que se puede ver en esta exposición bilingüe que pretende dar cuenta de cómo el escritor colombiano que ganó el premio Nobel de literatura en 1982 se convirtió en un éxito mundial. También se reproduce una carta a Vargas Llosa donde le habla de cómo escribió Cien años de soledad, otra carta a Apuleyo Mendoza donde le cuenta cómo escribió el comienzo de esa novela; también hay cartas con su agente literaria, Carmen Balcells, e incluso hay hallazgos como la primera entrevista de la que se tiene registro donde se escucha a un Gabo de 27 años, y la carta astral de García Márquez.

“Se creía que García Márquez había nacido en el año 1928 pero nació en el 27, y como buen hombre supersticioso también era supersticiosa su agente literaria, cuando Carmen se enteró de que García Márquez había nacido en el año 27, encargó una nueva carta astrológica para ver si su cliente iba a seguir siendo exitoso; y bueno esta carta astral está al comienzo de la exposición, un poco para decir: ‘estaba el éxito de Gabo escrito en las estrellas’”, relata Santana-Acuña en entrevista desde París.

El curador y autor del libro Ascent to Glory que documenta cómo Cien años de soledad se escribió y se convirtió en un clásico global, dice que la exposición gira en torno a esta obra clave de Gabriel García Márquez. “No es una exposición sólo sobre Cien años de soledad sino sobre el autor; es una exposición que trata de mostrar que gran parte del prestigio y la fama internacional es que él no fue solamente un escritor, fue un político, un gestor cultural, una persona preocupada por el periodismo de vanguardia, ético y de calidad, una persona interesada por el cine y también un hombre de familia, un gran literato y un amante de Colombia y México”, afirma Santana-Acuña.

Una muestra única

 Aún cuando esta exposición es una selección de entre miles de documentos, más de 2 mil cartas, borradores de su discurso de aceptación del Premio Nobel de 1982, más de 40 álbumes de fotografías documentando diversos momentos de la vida de Gabo durante nueve décadas, la muestra es única no sólo porque revela su vida íntima y creativa, sino también porque incluye materiales únicos de otros escritores que posee el Ransom Center.

Así, está un manuscrito de Jorge Luis Borges; el manuscrito del cuento “Kew gardens” de Virginia Woolf; las pruebas de imprenta del Ulises de James Joyce; el manuscrito de As I Lay Dying, de William Faulkner; el manuscrito de Rayuela, de Julio Cortázar, y materiales de Ernest Hemingway, entre otras.

“Yo pedí expresamente que sacaran una parte de las pruebas de imprenta de Joyce de la cámara acorazada del Ransom Center para mostrárselas a los miles de visitantes que están viniendo a ver la exposición; me lo concedieron aún cuando realmente este es un documento que incluso cuesta trabajo que se le muestren a los investigadores que trabajan a James Joyce, así que es un lujo”, afirma Santana-Acuña.
cult_gabo_expo4_110836322.jpg
Gabriel García Márquez en 1929. Autor no identificado.

El investigador dice que para él fue muy importante que esta exposición biográfica de García Márquez dialogara con escritores que lo influenciaron de manera determinante. Asegura que a México llegará la exposición con todos los materiales de García Márquez, pero no así los originales de los manuscritos de los otros escritores. “Los manuscritos de Gabo definitivamente sí van a ir, pero a lo mejor vamos a seleccionar otras páginas para que el papel no sufra mucho estando muchos meses expuesto a la luz; definitivamente la exposición de México va a tener también grandes sorpresas y va a impactar muchísimo a todos los visitantes, pero tenemos que resolver cuestiones relacionadas precisamente con mostrar algunos de estos documentos durante tantos meses”.

Gabo vuelve a México

 La exposición que llegará a México y que se exhibirá de noviembre de 2020 a enero de 2021 en el Museo de Arte Moderno, mantendrá su línea general, las siete galerías en las que se divide la muestra en Texas van a quedar iguales y va a contar la misma historia que cuenta aquí en Austin: la creación de un escritor global, y darán cuenta de cómo hay un antes y un después de Cien años de soledad.

Lo que es un hecho es que en México se añadirán elementos nuevos a le exposición, a lo mejor más relacionados con México que fue fundamental para Gabo. “La selección no está cerrada, pero definitivamente hay archivos de fotógrafos y archivos de escritores con los que García Márquez estuvo en contacto que están disponibles en Ciudad de México, y que sería muy importante tenerlos allí; aunque de Manuel Álvarez Bravo ya incluimos una fotografía en la exposición de Estados Unidos, pues para mí era importante que estuviese presente”, afirma Álvaro Santana-Acuña.

El doctor por Harvard y profesor del Whitman College reconoce que Cien años de soledad es el corazón de Gabriel García Márquez: la creación de un escritor global. “La exposición tiene siete salas y Cien años de soledad es la sala cuatro, por lo tanto es la bisagra; la vida de García Márquez cambió después del éxito de esta obra, su vida está dividida en dos mitades y esa división en su vida también la trata de captar la exposición”.

Es así que las tres primeras salas tienen una visión más biográfica, están sus orígenes culturales y familiares en Aracataca; luego está Colombia, Europa y Venezuela; y en la tercera está su salto a México; en la sala cuatro todo lo referente a Cien años de soledad, y en las últimas tres está todo el éxito de la novela que significó la internacionalización total de Gabriel García Márquez, el escritor que en 1982 ganó el Nobel de Literatura.

Comentarios