29 / mayo / 2022 | 03:10 hrs.

Por obras, colonia se queda sin vigilancia; repuntan robos hasta 200 por ciento

Vecinos de la colonia Valle San Isidro argumentaron que desde octubre de 2017 que arrancó la rehabilitación de la avenida la inseguridad incrementó.

FOTO: ESPECIAL
Metrópoli 27/02/2018 03:05 María Vázquez San Luis Potosí, SLP. Actualizada 17:58

Hasta 200 por ciento repuntó la ola de robos en la avenida José Ricardo Gallardo Cardona, en la colonia Valle de San Isidro perteneciente a Soledad de Graciano Sánchez, derivados de la obra de remodelación de un tramo de esta avenida que ha impedido el paso a vehículos, incluidas las patrullas.

"Hicieron un hoyo por la parte de atrás de mi negocio, se metieron a robar por que no hay vigilancia, el monto fue un aproximado de 100 mil pesos", señaló el encargado de una ferretería en la zona

Vecinos y comerciantes del lugar aseguraron que desde que arrancó la obra, la calle se ha vuelto insegura, donde los peatones han sufrido constantes asaltos, mientras la mayoría de los encargados de los negocios ya se encuentran temerosos por los atracos que han sufrido en reiteradas ocasiones, sin lograr tener presencia de los policías ya que no pueden pasar por el mismo motivo, lo que alienta a los delincuentes a seguir robando.

 
"Como la avenida no está transitada, esta zona se quedó sola, los asaltos están a la orden del día, hay negocios que los abren a medianoche, hay otros que en el día entran y los que estén ya no hay una hora para que roben", señaló la dueña de una tienda de abarrotes.
 
Esta obra comenzó en octubre del 2017 y aunque presenta un avance significativo, aseguran que presenta un considerable retraso que no ha permitido abrirla a la circulación, con lo cual la avenida ha quedado desolada, pues no hay paso de peatones y mucho menos de vehículos, lo que significa que los proveedores de los negocios ya no quieren entrar, lo que ha originado un déficit de hasta el 100 por ciento en las ventas de los últimos meses.
 
Esta situación se suma a las colonias San José, Las Palmas, Praderas del Maurel, Cactus, San Luis 1, entre otras, donde los vecinos se han hecho denuncias colectivas de robos dentro de este municipio, que al ver la tardanza en el tiempo de respuesta de las autoridades han implementado sus propias estrategias de seguridad como la colocación de cámaras de videovigilancia, alarmas y letreros donde alertan a delincuentes que no saldrán vivos si se atreven a robar.

De acuerdo al semáforo delictivo, Soledad de Graciano Sánchez, los robos a casa y a comercio se encuentran en números rojos, pues tan sólo en el mes de diciembre de 2017 se registraron 31 denuncias de robo a casa habitación, un 163 por ciento más que el año anterior, mientras de robo a comercio se denunciaron 20 delitos en el mismo mes, lo que significa un aumento de 119 por ciento en comparación a los registrados en diciembre de 2016.

vkc

Comentarios