16 / enero / 2022 | 19:08 hrs.

UNAM y CNDH piden a fiscalía explicar liberación de porros

Investigación del caso debe ser clara, dice la Universidad; exigen a autoridades actuar con “diligencia y apego a la ley”

Erick “N” y Joel “N” fueron puestos en libertad tras ser arrestados el viernes pasado por supuestamente participar en el ataque porril en CU el lunes 3 de septiembre. Foto: ESPECIAL
Nación 09/09/2018 13:28 El Universal Actualizada 13:28

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitarán una explicación detallada por la decisión de la Fiscalía de Investigación en Agencias de Atención Especializada, de la Procuraduría de la Ciudad de México, de poner en libertad a dos presuntos porros que la Policía Federal (PF) presentó el pasado viernes por su presunta responsabilidad en los hechos violentos del 3 de septiembre frente a la torre de Rectoría en Ciudad Universitaria.

En un comunicado, la UNAM manifestó “asombro y desconcierto” por esa decisión, por lo que pidió “una explicación para la comunidad universitaria y a la sociedad mexicana por parte de las autoridades”.

Demandó que los procesos ministeriales y judiciales relacionados con la agresión a estudiantes por parte de grupos porriles se lleven a cabo con responsabilidad, en estricto apego a derecho y con la celeridad que la gravedad del caso amerita.

“Las investigaciones sobre el particular deben ser a fondo y hasta sus últimas consecuencias para dar castigo a los responsables”, resaltó.

La tarde del pasado 3 de septiembre en la explanada de la Torre de Rectoría de la UNAM, grupos porriles identificados como 3 de Marzo, Federación de Estudiantes de Naucalpan y 32 del CCH Azcapotzalco golpearon con palos, lanzaron bombas molotov y atacaron con armas punzocortantes a estudiantes que se manifestaban pacíficamente por la solución del pliego petitorio de la comunidad del CCH Azcapotzalco.

Debido a este ataque dos alumnos permanecen hospitalizados.

Sobre esos hechos violentos, se detuvieron el viernes pasado a dos individuos presuntamente relacionados con el ataque, los cuales fueron liberados ayer.

Pide CNDH evitar impunidad. Sobre esto último, la CNDH emitió un comunicado en el que llamó a las autoridades federales y de la Ciudad de México a que actúen con “oportunidad, debida diligencia, apego a la ley y respeto a derechos humanos” para evitar actos u omisiones que puedan propiciar impunidad.

“Para esta comisión, ningún hecho de violencia debe quedar impune, por lo que dará puntual seguimiento a la actuación de las autoridades locales y federales en este caso, para que las víctimas puedan ejercer sus derechos de acceso a la justicia y reparación integral del daño, así como que reciban garantías de no repetición”.

La CNDH señaló que de acuerdo con información difundida por la Procuraduría de la Ciudad de México, “tras las indagatorias efectuadas por la Fiscalía de Investigación en agencias de Atención Especializada para determinar la situación jurídica de los hombres de 27 y 33 años, fueron puestos en libertad para continuar con las investigaciones del caso”.

Respecto a las personas que fueron presentadas ante la autoridad por elementos de la Policía Federal el viernes pasado, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que “la representación social adoptó la determinación toda vez que en su detención no hubo flagrancia ni se tuvo acusación alguna en su contra”, lo que prefiguraría en una detención arbitraria.

Ante estos hechos, la CNDH también demandará información a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), sobre la aprehensión de esas personas y su presentación ante la autoridad de esta ciudad capital.

Apertura de rector a propuestas. Por otro lado, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, celebró la participación con que se realizó la asamblea estudiantil, y dijo estar dispuesto a conocer las propuestas que surjan de este órgano para implementar medidas que permitan resolver las preocupaciones de la Universidad.

Pidió no caer en provocaciones que, aseguró, “buscan dividirnos y debilitarnos. Es fundamental mantenernos juntos y trabajando para conseguir este importante objetivo común”.

Graue Wiechers señaló que la unidad mostrada por los jóvenes “es y será la vía más certera para erradicar la violencia en nuestros planteles y lograr que la universidad de la nación pueda seguir cumpliendo con sus tareas sustantivas”.

Temas Relacionados
CNDH UNAM Porros

Comentarios