19 / septiembre / 2021 | 02:36 hrs.

Comunidades en SLP enfrentan reto de la educación a distancia por falta de tecnología

Niños, jóvenes y maestros, hacen un verdadero esfuerzo por avanzar en el año escolar que inicia

Comunidades en SLP enfrentan reto de la educación a distancia por falta de tecnología
Foto: Especial
Sociedad 25/08/2020 09:56 Sergio Marín San Luis Potosí Actualizada 09:56

El retorno a las actividades educativas a distancia ha sido una apuesta obligada y necesaria ante la pandemia por el Covid-19. Sin embargo, en las comunidades más alejadas de San Luis Potosí como es el caso de “El Rebalín”, en el municipio de Moctezuma, el problema de la tecnología busca ser resuelto con el esfuerzo de los maestros, y en especial de sus estudiantes quienes tienen el deseo real de aprender a pesar de las dificultades.

De acuerdo con la maestra Lucina Chapa Mundo, quien tiene actualmente a su cargo un grupo de 17 alumnos de segundo de telesecundaria, el resolver el tema de las clases no ha sido sencillo debido a que a diferencia de los estudiantes de las zonas urbanas, aquí es complicado contar con una computadora, televisión o teléfono celular, aunado al tema de la conectividad, lo que provocó que durante el tiempo que inicio la crisis hasta el cierre del ciclo escolar anterior, la mitad de sus estudiantes desertara.

“Me dolió mucho, porque yo traté de ayudarlos, pero también los entiendo porque tampoco tenían los medios para comprar una herramienta tecnológica”, señala la docente con casi 31 años de servicio.

Para poder evitar que más jóvenes, dejaran sus estudios, la maestra comenta que tuvo que recurrir a otras estrategias, entre ellas, detectar a los alumnos que sí tuvieran algún teléfono celular, hablar con los padres de familia y permitirles que se reunieran en alguno de los hogares, aplicando las medidas de seguridad, para poder sacar adelante el cierre del ciclo escolar.

“Hay una niña que fue con su vecina que tiene teléfono y le ofreció cuidar a su hija, a cambio usarlo dos horas, y así me mandaba sus trabajos que había hecho. Después cuando llegó al receso escolar, le propuso cuidar a la niña a cambio de una retribución económica, con lo cual pudo comprar ella misma su teléfono celular y ahora que comenzaron las clases me dio mucho gusto porque ella es de otra comunidad y desde allá viene a sus clases. Además, tiene un defecto en su brazo por nacimiento, pero eso a ella no le ha dado impedimento para seguir estudiando", comentó la docente.

No obstante, el arranque del nuevo ciclo educativo 2020-2021, que si bien sigue siendo afectado por el tema del coronavirus, es diferente, pues durante el receso se brindó la capacitación a los profesores para aprovechar de mejor manera las plataformas tecnológicas y lograr en la medida de lo posible que los niños y jóvenes aprendan y continúen avanzando en su formación.

“Son casi 31 años de servicio y creo que sí ha sido el reto más importante en la carrera. Hemos hecho muchas cosas, pero éste sí pensé que no lo iba a superar, es algo que no me esperaba y que es difícil de vencer y creo que ha sido demasiado duro pero pudimos sacar adelante el año anterior escolar, no al cien por ciento, pero sí un porcentaje que valió la pena y hoy estoy entusiasmada. Vamos a superar la meta”, concluye.

Comentarios